TTG Incontri 2017. Clausurada la feria de turismo que se celebra anualmente en Rímini

de Laura Formoso

RIMINI – La pasada semana tuvo lugar la 54ª edición del Salón Internacional de Turismo, una de las mayores ferias que se realizan anualmente en torno al negocio del turismo en Italia. Rímini Fiera es el lugar donde se celebra y acoge a tres salones simultáneos: TTG Incontri, salón B2B para la industria del turismo, Sia Guest, salón internacional dedicado a la recepción hotelera y Sun, salón internacional del mobiliario exterior. La feria se clausuró con favorables resultados, en total fueron 72.667 los presentes (un 5% más en relación a las cifras del pasado año 2016). Sus 2.550 expositores, 150 destinos representados, 1.500 compradores provenientes de 90 países, más de 300 eventos promovidos por IEG y socios y un aumento del 25% de las ventas al exterior, demuestran la importancia de la feria en el entorno empresarial del sector turístico.

De este modo, destaca TTG Incontri como la feria italiana B2B más importante de la península, donde toda la industria del viaje, tanto nacional como internacional, se reúne para negociar, crear networking, nuevos negocios, cotejar y encontrar nuevas fuentes de inspiración. Los pabellones se dividen por destinaciones, estando presente en uno de ellos entidades públicas y privadas de España. Para este país es una cita ineludible a la que acudir debido a la importancia que tiene como evento clave para la difusión del destino en el mercado transalpino.

El año pasado, España cerró temporada con casi 4 millones de turistas italianos, una subida en torno al 5% respeto al año anterior y este 2017 se superará dicha cifra. Son crecimientos moderados, según nos cuenta Maite De La Torre Campo, consejera adjunta de España en Milán, debido a que «nuestra idea no es conseguir un gran número de turistas, sino que nuestro objetivo es aumentar el gasto». Curiosamente, a pesar de que Italia es una península rodeada de mar, el turista italiano llega a España en busca de playa. Visitan sobre todo las Islas Baleares y grandes ciudades de costa, en las cuales resulta muy fácil poder combinar un turismo de mar y playa con la cultura y gastronomía.

Y es este último camino por el que se intenta guiar al futuro turista que llegue a España, al que han denominado como “cosmopolita”. Con este término se refieren al visitante que rehúsa del turismo de masas, que prefiere ciudades medianas y entornos más tranquilos, mezclando el placer con el relax, lo que se dice slow turism. Son personas muy sensibles con la ecología y el medioambiente y que reclaman naturaleza. De este modo, los estudios que se llevan a cabo, presentan una «estrategia dirigida a un turista abierto, open mind». En palabras de Maite: «Vamos a consumir turismo, pero de una forma sostenible, y eso en España lo tenemos».

De esta forma, esta nueva estrategia ayuda también a equilibrar el peso turístico, evitando concentrar toda la carga en las mismas ciudades. Sobre este tema es debido estudiar lo que una ciudad puede soportar, para evitar que el ciudadano termine odiando al turista. En Barcelona están en pleno proceso de estudio y, es el mismo problema que existe en Italia, al cual se denomina efecto Venecia. Y sobre este tema se impartió una de las conferencias más interesantes a las que tuve el placer de acudir en el salón de TTG Incontri, impartida por Marianna Marcucci, Andrea Casadei y Emanuela Donetti, sobre lo que ellos llaman overturism y a lo que no ofrecían una solución, pero sí propuestas muy interesantes y, sobre todo, este paso hacia la concienciación y meditación sobre el tema. El turista cosmopolita se aleja cada vez más de lo que termina siendo un denominador común en el centro de todas las grandes ciudades, que son las grandes cadenas de consumición que se repiten hasta lo insaciable.

Rusia es otro de los países que intenta seguir este camino de abrir fronteras a un nuevo turista. En la feria no hubo presencia de instituciones públicas del país, pero tuvimos la oportunidad de hablar con Elena Skoraja, directora del stand dedicado al tema The Russian Federation. National Tourist Union. En Rusia se conoce y visita sobre todo las grandes ciudades como Moscú y San Petersburgo, pero intentan ampliar los destinos del visitante, como puede ser el conocido como Anillo de Oro de Rusia, una zona que incluye un conjunto de ciudades al noroeste de Moscú de gran valor cultural. Bien es cierto que la mayoría de los turistas italianos que recibe Rusia prefieren viajar con paquetes turísticos, y aquí vemos la diferencia, debido sobre todo a las diferencias culturales, el idioma y el visado necesario para poder visitar el país.

Para finalizar, me parece muy interesante un comentario que surgió hablando con el responsable de turismo de Colombia en la feria. Nos comentó la importancia del auge de nuevos medios como es el de la ficción televisiva contemporánea, que cada vez son más sus consumidores fieles. En este caso Netflix a través de su producción Narcos ha resultado ser uno de los principales reclamos turísticos para Colombia desde el estreno del show televisivo, incrementando visiblemente las cifras de turistas que llegan al país protagonista de la historia de Pablo Escobar.

Concluye así un año más la feria de mayor importancia en la península, donde demuestra ser un espacio muy interesante para hacer próspero el sector turístico, al mismo tiempo que se incluyen nuevas propuestas que muestran una mayor sensibilidad a la hora de encontrar un turismo sostenible, siendo necesaria cierta reflexión respecto al tema, aunque no existan soluciones rotundas a lo que sucede en ciudades como Barcelona o Venecia la cual, sin turistas, llegaría a ser una ciudad fantasma.


© Riproduzione vietata



Articolo precedente

Italia-Azerbaigian. Celebrati a Roma i 25 anni di relazioni, guardando al partenariato strategico in via di definizione

Articolo successivo

Col sostegno di SACE, la varesotta Macchi esporta macchinari per la plastica in Ghana per €1,3 mln

quis Donec sit luctus libero libero quis, adipiscing ut ut leo